logo

¡He Ahí Tu Madre!

Por: Roberto Celaya

Paco y Pancho son dos amigos. Viven cerca uno del otro y van a la misma escuela. Paco pertenece a la iglesia de Dios y aunque Pancho no profesa su fe, ambos, Paco y Pancho, se respetan lo que enriquece su relación.

-Paco, Paco.
-Buen día, Pancho.
-Oye, Paco, el otro día vi un video en YouTube donde un Pastor Evangélico le tiraba muy duro al culto que los católicos tienen de la Virgen María; en los comentarios, un católico le respondía con una cita donde según esto, Jesús mismo antes de morir, había dejado a su madre como madre de todos, o algo así, ¿tú cómo vez esto?

-Mira Pancho, en mi fe, a María se le respeta como la madre terrenal de Jesús. En Lucas 1:46-55 ella hace una oración a Dios cuando fue a visitar a su prima Isabel, se considera a sí misma bienaventurada por la gran bendición que Dios le había dado. Pero una cosa es que sea bienaventurada y otra muy distinta, como sucede en el catolicismo, verla como un intermediario entre los hombres y Dios, pues como dice 1 Timoteo 2:5 "Porque hay un sólo Dios y un sólo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre". De igual forma, no puede adjudicársele que haya nacido sin pecado, pues claramente la Escritura dice en Romanos 3:9-11 que: "…todos están bajo el poder del pecado. Como dicen las Escrituras: No hay ni un solo justo, ni siquiera uno. Nadie es realmente sabio, nadie busca a Dios". De igual forma, Romanos 3:23-24 dice que: “por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios, siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús.
-No, si, pues está muy claro.
-Además, si bien claro que María es llamada bienaventurada, fíjate lo que aclaró Jesús, en Lucas 11:27-28, cuando una persona señaló esa maternidad como una bienaventuranza en sí: "Mientras él decía estas cosas, una mujer de entre la multitud levantó la voz y le dijo: Bienaventurado el vientre que te trajo, y los senos que mamaste. Y él dijo: Antes bienaventurados los que oyen la palabra de Dios, y la guardan". Y respecto a la relación consanguínea, Jesús en Mateo 12:46-50, señaló lo que realmente tiene peso en cuanto a filiación divina: "Mientras él aún hablaba a la gente, he aquí su madre y sus hermanos estaban afuera, y le querían hablar. Y le dijo uno: He aquí tu madre y tus hermanos están afuera, y te quieren hablar.  Respondiendo él al que le decía esto, dijo: ¿Quién es mi madre, y quiénes son mis hermanos?  Y extendiendo su mano hacia sus discípulos, dijo: He aquí mi madre y mis hermanos. Porque todo aquel que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos, ése es mi hermano, y hermana, y madre".
-Ah, ya veo, pero ¿qué hay sobre esa cita que dice que Jesús nos la dejó por madre?
-¿Te refieres a Juan 19:26-27, que dice que: "Cuando vio Jesús a su madre, y al discípulo a quien él amaba, que estaba presente, dijo a su madre: Mujer, he ahí tu hijo.  Después dijo al discípulo: He ahí tu madre. Y desde aquella hora el discípulo la recibió en su casa"?
-¡Ándale, si, es esa!
-Te repito, un principio de mi fe es respetar las creencias de los demás, pero me preguntas por esto, así que te responderé.
-Sí, está bien Paco.
-En primer lugar, no hay que decir más que lo que la Escritura nos dice. Esa cita, en ningún momento señala que Jesús nos diera a su madre como madre para todos. Eso es ir mucho más allá de lo que sí dice, lo que es peor: contraviniendo otras Escrituras, como las que te mencioné antes.
-¿Entonces, Paco?
-Simplemente se trata de un gesto final del amor que Jesús sentía por Su madre para no dejarla desamparada, se la estaba encomendado a Juan para que él viera por ella como si fuera su madre y ella viera en él un hijo en quien confiar. Si te fijas, incluso en ese momento Jesús estaba cumpliendo los mandamientos de Su Padre, justo como los señala Éxodo 20:12: "Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se alarguen en la tierra que Jehová tu Dios te da".
-Pero tú me has dicho que Jesús tenía hermanos y hermanas.
-Un momento, Pancho, no lo digo yo, lo dice la Escritura. La Biblia menciona en Mateo 13:54-56 y Marcos 6:3 a cuatro hermanos de Jesús: Santiago, José, Simón y Judas. También indica que tuvo al menos dos hermanas. Además, la Biblia dice en Lucas 2:7 que Jesús fue el primer hijo de María, así que ella tuvo más de un hijo.
-Ah, pues ahí está la cosa, Paco.
-¿Por qué, Pancho?
-Porque si Jesús hubiera tenido más hermanas y hermanos carnales, no le hubiera encargado Su madre a Juan, a menos que ese encargo fuera, como dicen, en representación de la humanidad.
-Bueno, vamos a ver que podemos ver en la Escritura.
-Sale.
-Podemos ver que los hermanos carnales de Jesús no le creían. Juan 7:3-5 señala que: "le dijeron [a Jesús] sus hermanos: Sal de aquí, y vete a Judea, para que también tus discípulos vean las obras que haces. Porque ninguno que procura darse a conocer hace algo en secreto. Si estas cosas haces, manifiéstate al mundo. Porque ni aun sus hermanos creían en él".
-Ya veo.
-Pero más adelante, no sabemos si todos, pero algunos llegaron a creer. Hechos 1:14 menciona cómo es que: "Todos, en un mismo espíritu, se dedicaban a la oración, junto con las mujeres y con los hermanos de Jesús y su madre María". De Santiago, el hermano de Jesús, se nos dice que llegó a ser uno de los líderes de la iglesia en Jerusalén, como señala Pablo en Gálatas 1:19 al decir que en su ida a Jerusalén "no vi a ningún otro de los apóstoles, sino a Jacobo el hermano del Señor".
-Ahí está, Jesús tenía hermanos, no sólo carnales, sino que compartían la fe, a los que pudo dejarles encargada a Su madre.
-Hasta ahí la Escritura, Pancho, pero la historia nos dice de acuerdo con un pasaje que se encuentra en los manuscritos existentes de las Antigüedades judías de Josefo, (xx.9): "el hermano de Jesús, quien era llamado Cristo, cuyo nombre era Santiago" encontró la muerte después de la muerte del procurador Porcio Festo, pero antes de que Lucio Albino hubiera asumido su cargo (Antigüedades 20,9), que se ha fechado en el 62 d.C.
-¿Y qué tiene eso que ver?
-Hasta ahorita podemos concluir que inicialmente los hermanos de Jesús no creían en él, luego por lo menos algunos creyeron, por lo tanto, Jesús no dejaría a Su madre con quienes no hubieran creído, así que optó por los que sí creyeron en él. Pero de lo poco que está registrado en la historia, vemos que mueren. Santiago falleció relativamente más pronto que al Apóstol Juan, quien murió más o menos en el 101 d.C. Considerando todo esto, podemos ver que por el gran amor que Jesús tenía por Su madre, opta por encargarla con quien sabía que la sustentarían en lo material y en lo espiritual, en este caso al apóstol Juan, a quien se le señala como el discípulo amado en Juan 13:23, 19:26 y 21:20, en él recayó esta encomienda, después de todo, Proverbios 17:17 dice que "En todo tiempo ama el amigo, y es como un hermano en tiempo de angustia".
-Ah, que interesante.
-No hay nada de raro en esto, Pancho. En la sociedad judía los hijos veían por los padres mucho más que en nuestra sociedad actual. Y como para ese entonces, según se cree, María ya estaba viuda, la encarga con quien pueda cuidarla. Tal vez los hermanos carnales de Jesús, que finalmente aceptaron la fe, hubieran podido cumplir con esto, pero no sabemos si con el cuidado doctrinal o por el tiempo que Juan sí pudo, por lo que confiamos en que, de todas las opciones, ésta fue la mejor.
-Bueno, Paco, pues me queda más claro.
-De eso se trata, Pancho, de que la Escritura nos de claridad en los temas y que lleguemos a conclusiones que aunque parciales, por que como dice 1 Corintios 13:9-12 ahorita conocemos en parte, no nos lleve a contradicciones escriturales ni doctrinales.
-Sale, Paco, gracias, oye, ya me voy, mi mamá me mandó a las tortillas y de seguro ahorita que llegue me va a regañar.
-Y bien que te lo vas a merecer, Pancho.
-Ja, ja, ja, ja

| Imprimir | Correo electrónico

Bookmakers bonuses with gbetting.co.uk click here

Abre tu corazón a Dios...

Acepta sus mandamientos y su AMOR.

Iglesia de Dios, Apostólica del 7° Día A.R.
Copyright © 2014 IDA