logo

Creyentes, no Crédulos

Por: Roberto Celaya

Paco y Pancho son dos amigos. Viven cerca uno del otro y van a la misma escuela. Paco pertenece a la iglesia de Dios y aunque Pancho no profesa su fe ambos, Paco y Pancho, se respetan lo que enriquece su relación.

-Paco, Paco.
-Buen día, Pancho, ¿qué hay?
-Oye, la otra vez hablando con unos amigos les comenté algunas cosas que hemos hablado y como ellos no creen me dijeron que no fuera tan crédulo, yo te doy la razón en algunas cosas que hemos hablado aunque otras aún no las comprendo, pero la cosa es que me quedé pensando en cuál es la diferencia de ser crédulo y ser creyente.

-Mira, aquí en mi celular déjame entrar al Diccionario de la Lengua Española para ver las definiciones y luego te doy mi punto de vista. Aquí está. Crédulo se aplica para "aquel que cree ligera o fácilmente". Creyente se aplica "especialmente a quien profesa determinada fe religiosa". Así que como puedes ver, no es lo mismo.
-Sí, Paco, pero una cosa son las definiciones y otra cosa son en la práctica, si lo que uno cree lo hace crédulo en vez de creyente.
-¿Cómo sería eso, Pancho?
-Pues, siendo honestos, por ejemplo, la Biblia contiene muchas historias medio difíciles de creer, y pues, si yo las creo aunque mi razón me diga otra cosa ¿no estaré siendo crédulo?
-Así es amigo, si las crees así nomás, sin mayor fundamento, claro que serías un crédulo.
-No entiendo, Paco, ¿y entonces?
-Mira, Pedro en 1 Pedro 3:15 nos aconseja "glorificad en vuestro corazón a Cristo, el Señor, estando dispuestos en todo momento a dar razón de vuestra esperanza a cualquiera que os pida explicaciones. Pero, eso sí, hacedlo con dulzura y respeto". ¿Te fijaste, Pancho? "...dar razón de vuestra esperanza", o sea que nuestra fe debe estar basada en razones, tener fundamentos, no sólo creer por creer. En este mismo tenor de ideas, Pablo escribiendo a los Romanos en Romanos 12:1 nos aconseja "Por consiguiente, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios que presentéis vuestros cuerpos como sacrificio vivo y santo, aceptable a Dios, que es vuestro culto racional". De nuevo, Pancho, ¿viste? "…vuestro culto racional". Tenemos que cimentar nuestra fe en razones, argumentos y evidencias; después de todo la fe no son supuestos sino certezas, Pablo así lo dice escribiendo a los Hebreos en Hebreos 11:1 al señalar que "la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve".
-Pues sí, Paco, pero ¿y las historias difíciles de creer?
-Pancho, ¿te acuerdas que en física vimos "Las 4 fuerzas fundamentales de la física actual"? ¿Fuerza de gravedad, Fuerza electromagnética, Fuerza nuclear débil, y Fuerza nuclear fuerte?
-Sí, Paco, si me acuerdo.
-¿Te acuerdas cómo al final el maestro nos dijo que "Aunque las otras tres fuerzas fundamentales concuerdan con la mecánica cuántica, que tiene que ver con la ciencia de lo más pequeño, la gravedad es incompatible con ello. Las ecuaciones cuánticas se rompen al tratar de incluir a la gravedad. Reconciliar estas dos descripciones del universo que se oponen entre sí, es una de las grandes cuestiones de la física contemporánea"?
-Sí, si me acuerdo.
-Pero por eso no dejamos de creer en esas cuatro fuerzas fundamentales, ¿verdad?
-Ah, bueno, pero es diferente, porque de estas cuatro fuerzas tenemos, sino la explicación completa que nos permita comprenderlas, mucha evidencia que nos lleva a reconocerlas.
-¡Pues con la Palabra de Dios pasa exactamente igual, Pancho! Algunas cosas obvio no las comprendemos del todo ahorita. El mismo Pablo, escribiendo a los Corintios en 1 Corintios 13:12 señaló que "Ahora vemos por espejo, oscuramente; mas entonces veremos cara a cara. Ahora conozco en parte; pero entonces conoceré como fui conocido", pero por otro lado tenemos muchas cosas que sí podemos comprobar de la Escritura, históricas, sociales, culturales, ¡cientos de profecías!, que me permiten ver la verdad que contiene, creer con fundamentos y argumentos, y esperar para comprender en su momento aquello que ahorita no comprenda.
-No, pues visto así, tienes razón, Paco.
-Y tú tienes fe en lo que digo.
-Ja, ja, ja, ¡es verdad, Paco!

| Imprimir | Correo electrónico

Bookmakers bonuses with gbetting.co.uk click here

Abre tu corazón a Dios...

Acepta sus mandamientos y su AMOR.

Iglesia de Dios, Apostólica del 7° Día A.R.
Copyright © 2014 IDA