logo

Mil Años

Por: Adán Murillo

A los mil años de reinado con Cristo mencionado en el libro de La Revelación o Apocalipsis, se le conoce como "EL MILENIO". Para tener un panorama completo de este periodo de tiempo, es necesario juntar y acomodar como en un rompecabezas, todos los textos que hacen referencia a éste, lo cual no es una tarea fácil y hay numerosos estudios de teólogos que han intentado poner en el orden correcto este gran rompecabezas.

El objetivo de este comentario será armar una muy pequeña porción del milenio y rastrear un poco en la historia sobre esta enseñanza que tiene la Iglesia de Dios.

Antes de mencionar algunos textos relacionados con esto, veamos algunas definiciones sobre la interpretación de los mil años:

  • Milenarismo o quialismo. Se refiere en general al reino de Cristo por mil años.
  • Pre-milenarista. Es un término que se empezó a usar a mediados del siglo XIX y se refiere a la opinión de que la Segunda Venida de Cristo será poco antes de su reinado de mil años.
  • A-milenarista. Punto de vista que  argumenta que el periodo de mil años no debe ser tomado literalmente.
  • Post-milenarismo. Punto de vista que pone a la segunda venida de Cristo luego de un periodo de mil años de justicia.

El pasaje del Apocalipsis que habla del milenio es: "Vi a un ángel que descendía del cielo, con la llave del abismo y una gran cadena en la mano y prendió al dragón, la serpiente antigua, que es el diablo y satanás, y lo ató por mil años; y lo arrojo al abismo, y lo encerró, y puso su sello sobre él para que no engañase más a las naciones, hasta que fuesen cumplidos mil años; y después de esto debe ser desatado por un poco de tiempo y vi tronos y se sentaron sobre ellos los que recibieron facultad de juzgar, y vi las almas de los decapitados por causa del testimonio de Jesús y por la palabra de Dios, los que no habían adorado a la bestia ni su imagen y que no recibieron la marca en sus frente ni en sus manos y vivieron y reinaron con cristo mil años pero los otro muertos no volvieron a vivir hasta que se cumplieron mil años esta es la primera resurrección bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección, la segunda muerte no tiene potestad sobre éstos sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinaron con el mil años, cuando los mil años se cumplan satanás será suelto de su prisión". (Apocalipsis 20:1-7). Bien se puede nombrar a estos textos como el pasaje de los "mil años", ya que son mencionados en él seis veces, y a partir de éste se pueden anexar varios textos que tienen relación a lo aquí mencionado, como por ejemplo: se dice que reciben el derecho a reinar con Cristo los que tiene parte en la primera resurrección, inmediatamente viene a la mente las palabras del Señor Jesús que dijo: "No os maravilléis de esto; porque vendrá hora cuando todos los que están en los sepulcros oirán su voz; y los que hicieron lo bueno saldrán a resurrección de vida; más los que hicieron lo malo, a resurrección de condenación". (Juan 5:28-29). De aquí se puede inferir que los de la resurrección de vida son también los de la primera resurrección. El apóstol Pablo nos da detalles de ésta: "Por lo cual os decimos esto en palabras del Señor, que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta venida del Señor, no precederemos a los que durmieron porque el Señor mismo, con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero, luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes  para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor". (I Tesalonicenses 4:15-17). También nos da detalle del cuerpo que tendrán aquellos que resucitarán: "Pero dirá alguno: ¿Cómo resucitarán los muertos?¿Con que cuerpo vendrán?...se siembra cuerpo animal, resucitará cuerpo espiritual. Hay cuerpo animal, y hay cuerpo espiritual…y así como hemos traído  la imagen del terrenal, traeremos también la imagen del celestial… porque es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad". (I Corintios 15: 35, 44, 49 y 53). Ellos son los que nacerán del espíritu: "Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del espíritu, espíritu es". (Juan 3:6). Los que lleguen a la segunda resurrección, la de la condenación que se efectuará al final de los mil años, sufrirán la muerte segunda: "Pero los cobardes  e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idolatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda". (Apocalipsis 21:8).

Y así podríamos seguir colocando los trozos de este singular rompecabezas, como: La nueva Jerusalén, las siete plagas postreras, los 144 mil; imagen, sello y marca de la bestia; la segunda venida del Señor, etcetera; como también la parte que corresponde al pueblo de Israel. Pero toda esta enseñanza no es nueva, siempre ha existido, así se transmitió a los cristianos en la época de los apóstoles y sus sucesores inmediatos.

Eusebio Obispo de Cesárea (263-339) escribió su "Historia de la Iglesia" y dice en su libro III:39, "Papías, Obispo de Hierápolis, relata otros hechos… Una de ellas dice que después de la resurrección de los muertos habrá un milenio, cuando se establecerá corporalmente el reino de Cristo sobre esta misma tierra". Eusebio, como otros, no compartía esta creencia, por eso prosigue: "Me parece que él cree estas cosas porque ha malinterpretado la exposición de los apóstoles, pues no comprendió que ellos dijeron en figura y simbólicamente. No obstante él fue el responsable de que tantos autores eclesiásticos asumieran su misma creencia, basándose en la antigüedad de éste varón, como por  ejemplo, Ireneo y quienquiera que muestre ideas semejantes".

Esos "tantos autores eclesiásticos" fueron la mayoría, si no es que todos, discípulos de la iglesia primitiva, entre los más destacados por la cercanía con Papías que fue discípulo del Apóstol Juan, están: Policarpo Obispo de Esmirna, Ireneo Obispo de Lyon, Aristión de Salamina (uno de los 70), Panteno Obispo de Alejandría, Clemente Obispo de Roma, Ignacio Obispo de Antioquia, Andrés de Cesárea, Tertuliano presbítero (anciano) de Cartago, etcetera. Los que estuvieron en contra fueron  Orígenes, Dionisio, Eusebio y otros.

Todos los que creyeron en el milenio como lo expuso Papías fueron pre-milenaristas al igual que hoy, la enseñanza de los apóstoles sigue vigente porque es verdad, tenemos la certeza de que Nuestro Señor vendrá poco antes del inicio del milenio, antes de que caigan las siete plagas postreras a la humanidad y al mismo tiempo efectuar las bodas del cordero. Esta es la única manera en que no hay contradicción con las promesas al pueblo de Israel, el milenio empezará después de que el Señor los rescate de la guerra que acontecerá en el valle de Megido o Armagedón,  en concordancia con los profetas del antiguo testamento, y es la única manera en que puede quedar perfectamente unido todo el rompecabezas de los mil años.

| Imprimir | Correo electrónico

Bookmakers bonuses with gbetting.co.uk click here

Abre tu corazón a Dios...

Acepta sus mandamientos y su AMOR.

Iglesia de Dios, Apostólica del 7° Día A.R.
Copyright © 2014 IDA